jueves, 29 de diciembre de 2011

LAS CLASES HAY QUE ESCRIBIRLAS


Todas las Facultades o Escuelas de Derecho del país no han tomado en cuenta hasta ahora la necesidad de aplicar la específica función pedagógica de elaboración de clases y unidades didácticas. El capitalismo en ellas vive el día a día, y tal propósito amerita un plan de mediano plazo que podría, sin embargo, iniciar con una política de plan piloto para que al menos una o dos asignaturas sirvan de referencia para las demás. ¿Cómo podría lograrse tal objetivo? No es un deseo sino una necesidad que la autoridad a cargo esté provista de conocimientos pedagógicos y didácticos para lograrlo. Puesto que es una necesidad y no un deseo, el Reglamento de la Universidad Autónoma de Santo Domingo, comprende esa específica función y hay que suponer lo mismo de los demás reglamentos de otras universidades.